La masacre de Nanking

El odio del pueblo nipón hacia los chinos estaba alimentado por las arengas de quienes tenían un especial interés en promoverlo y acrecentarlo, por lo que terminó por ser visceral.

El 13 de diciembre de 1937 las tropas japonesas invadieron la ciudad de Nanking (China). Ese día se realizó una de las mayores matanzas contra civiles de la historia de la humanidad, con el solo objetivo de la exterminación. Se habla de más de 300.000 muertos, completamente indefensos ya que las tropas chinas, ante el ataque, habían salido huyendo.

Los nipones mataban de todas las formas posibles: a bayonetazos o cortando las cabezas con sus sables; violaron a todas las mujeres y niñas que encontraron, no importándoles su edad; obligaron a padres a violar a sus propias hijas mientras ellos miraban riéndose; obligaron a hijos a violar a sus madres y hermanas; abrieron los vientres de las mujeres embarazadas para extraerles el feto... Toda la población fue salvajemente torturada, masacrada y asesinada. Muy pocos sobrevivieron a aquella carnicería.

Entre esos supervivientes estaba Minnie Vautrin, una maestra misionera nacida en 1886 que daba clases en Nanking. Consiguió esconder en una pequeña cavidad a más de diez mil niñas, jóvenes y mujeres (en el espacio cabían 200 niños con cierta holgura). Cuando todo aquello terminó y los soldados se fueron, no pudo superar lo que encontró y volvió a los Estados Unidos de donde era originaria; tuvo que ponerse a tratamiento psiquiátrico, terminando por suicidarse en 1941 teniendo 55 años.

Iris Chang era una joven nacida en New Jersey (EE.UU) en 1968; sus padres eran chinos y ellos fueron quienes le contaron cómo habían huído de China cuando ocurrió la invasión japonesa y las atrocidades cometidas en Nanking. Iris escribió entonces un libro que tituló "La violación de Nanking" (1997) y que tuvo un enorme éxito. Pero fue la investigación que tuvo que realizar con anterioridad para documentarse la que le pasó factura, y tuvo que ponerse a tratamiento en el 2003. El año 2004 la encontraron dentro de su coche: se había disparado en la boca, dejando tres notas de suicidio.

Después de la Segunda Guerra Mundial se celebró un juicio en Tokio; fue condenado a muerte y ahorcado Iwane Matsui (1878-1948, el general que mandaba las tropas niponas y que se proclamó único responsable de la matanza de Nanking. Había sido condecorado en 1940 por su participación en la guerra.

El gobierno japonés jamás ha pedido perdón por la matanza ya que siempre ha considerado que se abultaron las cifras, ya que según ellos sólo mataron a soldados y no como se ha dicho.

No voy a colocar aquí imágenes de aquella matanza. Quien quiera ver esas fotos que ponga en cualquier buscador las palabras "masacre o matanza de Nanking", y que se prepare para ver lo que es capaz de hacer el ser humano con un semejante.


Minnie Vautrin


Iris Chang


Iwane Matsui


Seguir leyendo...

Qué hacer cuando el asado no está bien hecho?

Supongamos que hemos hecho un asado y que al sacarlo del horno vemos que no está bien cocido por dentro. Si lo volvemos a meter, se nos puede quemar porque por fuera está perfecto.

Solución: envolverlo en papel de aluminio e introducir de nuevo en el horno, a fuego mínimo y durante unos 15 minutos; se terminará de asar por dentro sin modificar su exterior.

Ésto que parece no tener demasiada importancia, la tiene porque no hay que olvidar que un pollo mal cocido puede llegar a tener consecuencias gravísimas para la salud.




Seguir leyendo...

Queso Ibores

El queso Ibores se elabora en la comarca del Ibor y de Villuercas (Extremadura, España).

Es un tipo de queso madurado, de oreado a semicurado, de leche de cabra y con forma cilíndrica. Su elaboración es básicamente artesanal. Se produce entre otoño y primavera. El peso medio de cada pieza es de aproximadamente un kilo.

Su corteza se presenta rugosa y varía en cuanto a colores, dependiendo de con qué haya sido untado, con lo que puede verse amarillo pajizo (los de corteza natural), amarillo brillante (si se untó con aceite de oliva), naranja a rojo (untados con pimentón rojo dulce).

Su sabor es ligeramente ácido con un punto salado y mantecoso.

La mejor forma de tomarlo es acompañado de vino blanco, muy seco y afrutado.

Queso Ibores.


Seguir leyendo...

Regalo de amor

Cuentan que hace tiempo, muchísimo tiempo, mucho antes de la llegada de los conquistadores, había una aldea indígena en Hicacos, un lugar en el norte de la actual provincia de Matanzas, Cuba.

En este sitio vivía una pareja que se amaba extraordinariamente. Tanto era este amor que día tras día él le traía la más hermosa flor que encontraba, y ella le cocinaba las más ricas tortas de casabe. Durante varias lunas él preparó en secreto un precioso collar de conchas y caracolas.

Cuando estuvo listo esperó el atardecer junto al mar para colocarlo en el cuello de su esposa. Ella lucía tan bella que provocó la envidia de Mabuya un dios malo que en su furia formó un terrible huracán con rayos cegadores y viento fortísimo. El mar se tornó violento y se tragó a la pareja en un enorme abismo de aguas.

Al día siguiente cesó la tormenta y cuando el Sol asomó por el horizonte los habitantes de la aldea contemplaron asombrados cómo el mar, ya apaciguado, devolvió sin vida a la pareja abrazada mientras que el collar, pulverizado, cubría toda la costa. Había surgido una hermosísima playa. Siglos después la llamarían Varadero.



Seguir leyendo...

Víctor Fleming

Víctor Fleming es uno de esos directores de cine que ha quedado en la memoria de los espectadores de todo el mundo. Sus películas son verdaderas joyas de la corona y puro deleite para quien las contempla... a pesar de los años transcurridos.

Nació el 23 de febrero de 1889 en Arizona (Estados Unidos), falleciendo el 6 de enero de 1949 de un infarto a la edad de 59 años. Se casó en 1933 con Lucile Rosson Fleming, matrimonio que duró hasta la muerte del cineasta. Lucile había nacido en 1895, muriendo en 1966 a los 71 años; había estado casada anteriormente con Arthur Rosson (1886-1960) actor y director de cine, con quien tuvo una hija, Helene. No he podido encontrar si el matrimonio Fleming tuvieron hijos.

Su primera película que alcanzó cierto renombre fue "Lord Jim" (1925) -cine mudo-. La primera sonora fue "El virginiano" (1928), protagonizada por un jovencísimo Gary Cooper y que les sirvió a ambos para lanzarles a la fama. También intervenía en esta película el veterano Walter Huston, padre de John Huston (director de "La reina de África").

En 1932 dirige "Tierra de pasión" en uno de los primeros papeles como protagonista de Clark Gable; después "Polvorilla" en 1933 con la espectacular Jean Harlow; la "Isla del Tesoro en 1934 con Wallace Beery y "Capitanes intrépidos" (1937) con Spencer Tracy (este último obtuvo su primer Óscar con esa película).

Por no hacer tedioso el recuento de películas dirigidas por este monstruo del cine, saltaremos directamente a 1939 año en el que dirigió "El mago de Oz", con Judy Garland, y a continuación y en el mismo año "Lo que el viento se llevó" con Vivian Leigh y Clark Gable, siendo él el último de los directores que colaboró en el film y el único que figuró en los títulos de crédito.

"El mago de Oz" fue un rotundo fracaso tanto de público como de crítica. La música del film es de Herbert Stothart (1885-1949) y Harold Arlen (1905-1986), salvo el "Over the rainbow" quien fue compuesta por el ya citado Harold Arlen y E.Y. Harburg (1896-1981); ambos consiguieron un Óscar a la mejor canción.

"Lo que el viento se llevó" consiguió diez Óscares, incluído el de mejor película y mejor director.

La última película dirigida por Fleming en 1948 fue "Juana de Arco", protagonizada por Ingrid Bergman y José Ferrer.



Víctor Fleming


Lo que el viento se llevó


Seguir leyendo...

Todo para el pueblo pero sin el pueblo

El rey de España Carlos II fue un rey cabal para el tiempo que le tocó vivir, tiempo en el que primos, tíos y sobrinos se casaban entre sí provocando con ello el consiguiente trastorno físico y mental que ello creaba en las generaciones siguientes.

En su testamento nombró heredero a Felipe de Borbón, futuro Felipe V... siempre y cuando éste no heredara el reino de Francia. Intentaba con ello impedir la hegemonia de Francia e Inglaterra en Europa. En caso de que llegara a ser también rey francés, sería rey de España el Duque de Beni. En el caso de que fuera el duque nombrado rey galo, la corona española pasaría entonces a Carlos de Austria.

Seguramente Carlos II al crear toda esta maraña testamentaria, lo hizo con la mejor intención, pero el resultado final fue nefasto. Al morir el monarca todos se aliaron para "destronar" al contrario, con lo que lo único que se consiguió fue que estallara "Guerra de Sucesión" (1701-1712), que fue la que finalmente propició que Inglaterra, en 1704, invadiera Gibraltar y Menorca.

El ejército fue el que terminó con esa guerra, llegándose a un pacto conocido como el "Tratado de Utrech". En él se dictaminó que el único rey legitimado para la corona de España era Felipe V.

Ello hizo que en la persona del Borbón se aglutinara todo el poder, llegando a tener incluso que ser firmada por el rey la autorización para ejercer su función los funcionarios, entre los que se encontraban los virreyes, con lo que se aseguraba la continuidad en el reinado. Prácticamente el país pasó a ser propiedad de Felipe V.

Hay una frase que se le atribuye y que al parecer repetía sin atisbo de prudencia alguna:

Todo para el pueblo, pero sin el pueblo.



Carlos II


Felipe V

Seguir leyendo...

Qué es un azumbre?

En los antiguos tratados de cocina se cita al azumbre como a una medida de vino, diaria y por persona y que se tomaba repartida entre la comida, la merienda y la cena.

Ocho azumbres equivalían a una arroba, una cántara o 32 cuartillas.

En esos mismos libros se aconsejaba no sobrepasar el medio azumbre (lo que actualmente es una pinta) porque si no se atraería a los demonios de la cabeza. El medio azumbre equivalía a un litro escaso de vino.


Seguir leyendo...

El nacimiento de Yucatán

Yucatán es una preciosa zona de México.

Se cuenta -sin que se conozca si es cierto o no- que en los tiempos de la conquista española, uno de los navegantes preguntó a un indígena que pasaba por delante de él, cómo se llamaba aquel lugar.

El indio no entendió lo que le preguntaba porque no entendía el idioma, y en el suyo respondió:

- Yucatán.

El conquistador español, creyendo que le había respondido, pensó que aquel sitio se llamaba "Yucatán", y así lo registró.

Lo que aquel indio había contestado en realidad era...

- No soy de aquí.


Cosas de la torre de Babel.


Seguir leyendo...

Quién inventó las agujas de coser?

Hace unos 30.000 años (dato proporcionado por las últimas investigaciones arqueológicas) el conocido como hombre de Cromagnon inventó algo para unir las pieles de los animales que cazaba, y con lo que cubría su cuerpo y el de su familia en los fríos inviernos.

Se hicieron con huesos de esos mismos animales, perforándoles un agujero en una de las puntas e introduciendo por él un tendón, también de animales.

De esta forma nacieron las precursoras de las actuales agujas de coser.


Agujas-de-coser


Seguir leyendo...

El primer concilio de Nicea

El I Concilio de Nicea se celebró el año 325 después de Cristo, siendo presidido por el papa Silvestre que luego fue santo... pero no convocado por él (era el emperador romano quien lo hacía); el emperador en aquella época era Constantino.

Este concilio tenía como única finalidad la de luchar contra el arrianismo.

En dicho cónclave se definió lo siguiente:

El Verbo era hijo de Dios, teniendo por lo tanto la misma sustancia que el Padre y siendo de este modo Dios verdadero

También se dictaron las normas que regirían la iglesia a partir de entonces, para el bautismo de los herejes y el viático a los moribundos.


Seguir leyendo...